LOS OSITOS MIMOSOS

  

     UNA SONRISA VALE MÁS QUE MIL PALABRAS (sobre todo si está cargada de alegría)

              Para conseguir una sonrisa sincera, proponemos:

  Recuperar nuestro paupérrimo poder adquisitivo, en descenso desde hace años, con una subida salarial (en torno a las 100.000 de las antiguas Pts., si no más)

  Aumentar las plantillas y evitar así los conflictos para :Tomar los 15 minutos de descanso diario; para coger sin problemas las vacaciones.Para atender al cliente con el tiempo necesario.Para coger los 4 días de asuntos propios. 

3º..Que sea suficiente trabajar la jornada estipulada en Convenio para no estar cansados, y así tener los músculos faciales relajados y sonreír con naturalidad.

4º..Que no sea necesario quedarse por la tarde por sí llama el Jefe o atender ilegalmente  a “ciertos clientes” y cumplir el tan publicado “Acuerdo de Conciliación de la vida laboral . y familiar”. De esta forma sólo se valorará tu capacitación y formación para el desarrollo profesional.

             Nos piden una sonrisa, que es un regalo siempre, está implícitamente ligada al cariño, a la empatía, es gratis, pero es tuya.

Espontáneamente aparece en un instante precioso, fruto del encuentro de dos ó más personas (es la aceptación, el milagro), que se gustan, que se quieren, que sienten interés por conocerse. Son momentos únicos de alegría que nos impulsan y ayudan a seguir adelante y vivir. Son sólo nuestros.

Demasiado sinceros para no ser auténticos, porque se nota; mejor ser correcto y atender,  que enseñar la dentadura.

Las relaciones personales no pueden estar marcadas con un afán comercial; sólo exclusivamente profesional. Es lo que nos pueden exigir. Lo regalado es mejor que fluya, y para eso, hay que crear ambiente,  y con el que tenemos y vivimos en las sucursales, resulta poco propicio.

Es como en las películas cuando se quiere agradar, el que quiere tener esa iniciativa, prepara el terreno y es generoso, y si sale bien, todo se desarrolla con facilidad. Ahí tenemos todos la posibilidad y la libertad de decir que NO, y no por eso, ser desagradecidos,  porque, si hay una buena relación, es entendible. Lo que podemos decir con esto último, es que las relaciones humanas son extremadamente complejas como para banalizarlas.

Las personas que nos visitan en las sucursales cada día, saben bien lo que es verdadero  y falso.Dejemos que corra el agua, y ustedes los empresarios, si quieren algo bueno y de calidad, páguenlo                                                                                            

Febrero 2008       

Anuncios

2 pensamientos en “LOS OSITOS MIMOSOS

  1. Desearos la mayor de las suertes con este blog pionero en Banca, que servirá para difundir y debatir las ideas a las que el resto de Sindicatos -por llamarlos de alguna manera- ha arrinconado, para pasar a ser una correa de trasmisión de la empresa o negociar las migajas que se sirven conceder en nuestro sector.

    La conciencia de clase, cada vez esta más olvidada por las organizaciones sindicales e incluso está mal vista, pero los empresarios nunca la olvidan lo tienen claro. Son ellos los que mandan y para ellos en general solo somos números, con una sonrisa de cara a la galería y como marketing cuando conviene.

    Enhorabuena por este artículo bellísimo y que solo se podía hacer desde un Sindicato con mayúsculas, que se preocupa de los problemas diarios de los trabajadores.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s